¿El complicado legado de La Segunda Guerra Mundial?

¿Qué ver en Varsovia? Generalmente, asociamos la capital polaca con la Segunda Guerra Mundial. La ocupación nazi, el gueto de Varsovia y la completa destrucción de la ciudad. Y no es muy lejos de la verdad porque los trágicos acontecimientos de este conflicto global dejaron una incuestionable huella en la capital polaca. ¡Pero déjanos sorprendente! ¡Varsovia tienen mucho más que ofrecer!

Te presentamos nuestra lista de 8 recomendaciones que ver de esta encantadora ciudad. Va a ser una experiencia agridulce. Vas a visitar lugares de trascendencia, donde podrás reflexionar sobre las atrocidades y víctimas de la guerra, al mimso tiempo apreciarás sitios como lo son el glorioso pasado de la Mancomunidad Polaco-Lituana. ¿Estás preparado? ¡Aquí vamos!

 

1. El Museo de Lanzamiento de Varsovia – una perfecta introducción

Grzybowska 79

Nuestra lista abre el impresionante museo ubicado unos kilómetros fuera del centro histórico. Situado en una antigua planta eléctrica para tranvías de transportación pública te hará viajar al tiempo a este memorable verano de 1944. Es cuando estalló la más grande rebelión civil contra la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Conocida como el Lanzamiento de Varsovia fue un enfrentamiento de las tropas polacas de resistencia armada (Ejército Territorial) contra las fuerzas regulares de Tercer Reich y sus aliados. A pesar de un enrome esfuerzo fue un fracaso. Miles de muertos y más de 90% arquitectura histórica destruida. La metrópoli, de casi 1,3 millones de habitantes antes de la guerra, quedó casi completamente despoblada transformándose en el inmenso mar de escombros

Vale le pena recorrer varias salas con muchos artefactos originales y pantallas presentando los relatos de los sobrevivientes. Destaca una copia de avión americano Liberator B-24J (en le escala 1:1). Estos modelos intentaba soltar los suministros para las tropas insurgentes. Faltan palabras para describir las otras exposiciones. Encontrarás fotos de las masacres de los civiles, niño y adolescentes armados o así llamados Robinsones. Eran los sobrevivientes entre ellos Wladysław Szpilman – el protagonista de la famosa película Pianista (ver nuestra lista de mejores películas polacas sobre la 2nd Guerra Mundial).

Lo que más impresiona en un video mostrando por varios minutos «el desierto de las ruinas». Viene de una grabación original área tomada por los aliados después de la contienda. Es una historia de heroísmo, resistencia, destrucción y muerte. Imprescindible para entender la Varsovia de hoy.

El ticket vale 25 PLN. Los lunes la entrada es libre. Los martes está cerrado.

 

2. El Castillo Real –  como el Ave Fénix Varsoviense

plac Zamkowy 4

Es un punto obligatorio para todos los amantes de la historia. Situado en el corazón del casco antiguo para los polacos permanece un símbolo de la reconstrucción después de la Segunda Guerra Mundial. Durante el Lanzamiento los alemanes pusieron los explosivos al edificio destruyéndolo completamente hasta los cimientos. Apenas en los años 1971 -1984 se condujo un complejo proceso de su reconstrucción.

El paseo por las varias salas te trasladará en la época de los últimos monarcas polacos. Una opción perfecta para los que quieren conocer mejor el legado de la Mancomunidad Polaco-Lituana:

  • Sala de Trono posee una fascinante historia de águilas decorativas bordadas con hilos plateados.
  • Sala de Bernardo Bellotto, también llamado Canaletto – llena de retratos de Varsovia. Estos cuadros conocidos por su precisión, se utilizaron para la reconstrucción de edificios históricos después de la guerra
  • Salas con los lienzos especulares de Jan Matejko – el más destacado pintor polaco, que inmortalizó cruciales momentos de la historia del país

El lugar más importante históricamente es la Sala de los Senadores. En su interior en el 3 de mayo 1791 fue aprobada la famosa Ley de gobierno – una des las primeras constituciones al nivel mundial (solo unos años después la de los Estados Unidos).

La visita en el Castillo Real debe de ser un punto indispensable en la misma manera que Versalles en Paris. ¿Si caminado por los interiores encontrarás varios relojes, todos parados a las horas 11.15 y te preguntas por qué? Te lo explicamos durante nuestros free tours por el centro histórico de Varsovia.

En fin. La visita muy recomendada. Los audioguías en español son de gran ayuda. Precio 30 PLN. Lunes cerrado, miércoles gratis.

 

3. Museo de la Historia de los Judíos Polacos Polin– historia de una larga convivencia

Mordechaja Anielewicza 6

Un lugar imperdible durante tu estancia en Varsovia. Es un museo muy moderno abierto al público en el año 2014. Está ubicado en el mismo sitio, donde durante la guerra tenía su sede el Judenrat (el consejo judío). Justamente en frente puedes contemplar el conmovedor monumento del Levantamiento del Gueto de Varsovia.

La exposición permanente presenta en forma muy creativa e ilustrativa la historia de los judíos polacos. ¿En qué consiste el gran valor de este museo?

Más que nada en mostrar la estrecha relación y entre la trayectoria de la población hebrea y destino del país donde habitaban.  Continuenado con el recorrido del museo, conoceras el dinámico desarrollo de la comunidad, su cultura, arquitectura y religión pero siempre con la historia Polaca de fondo.

Los detalles que mas nos llamaron la atencion:

  • una réplica da una espectacular sinagoga de madera de Gwoździec de 1640. La bóveda está decorada con hermosas policromías llenas de colores e imagenes místicas. ¡Una maravilla!
  • la sala dedicada a las particiones polacas cuando la población hebrea perdió su autonomía y tuvo que obedecer las leyes de los nuevos invasores.
  • una reconstrucción de una típica calle de barrio judío versoviense. Conocerás las cuestiones vitales para la comunidad: asimilación, identidad o el sionismo.
  • el más duro fragmento de la exposición. Está dedicado a la historia del gueto, fracasado alzamiento y el holocausto. Los ojos se te llenan de agua!

Sin embargo se puede explorar el museo a su ritmo. Puedes parar en varias partes buscando informaciones por tu propia cuenta. Una visita de 2 horas o de todo el día dependiendo de tu interés. La ayuda enorme son los audioguías en castellano.

Las entradas valen 30 PLN. El museo está cerrado los martes. Los jueves la entrada es gratuita.

 

4. El Palacio Wilanów – ¿el pequeño Versalles polaco?

Stanisława Kostki Potockiego 10/16

Si decides alejarte unos kilómetros del centro histórico entenderás que esta comparación no está completamente fuera del lugar. Obviamente, se trata de un palacio mucho más modesto. Wilanów fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII como una residencia veraniega por el rey polaco Juan III Sobieski. Al monarca no le gustaba el bullicio de la capital. Al contrario, disfrutaba mucho la naturaleza y trabajos rurales. Es por eso que mandó construir un hermoso palacio barroco rodeado por escénicos jardines, parques y lagos.

Los interiores te sorprenderán con la riqueza de decoraciones, pinturas y otras obras del arte. No son muy grandes, pero vale la pena pasar tranquilamente por cada sala disfrutando varios detalles, motivos mitologicós y alegóricos.

Lo que destaca son:

  • Las salas privadas del rey Juan II Sobieski y su esposa la reina María Casimira de la Grange d’Arquien. Te recomendamos admirar cautelosamente los plafones con el ciclo de cuatro estaciones del año. Están repletos de varias referencias mitológicas, astrológicas y de… fertilidad de la reina. ¿Te preguntas por qué?

Lo entenderás viendo otro cuadro donde sale acompañada por sus 3 hijos, amamantando el cuarto. En la esquina a la izquierda está sentada su hija Teresa (casada después con el Maximiliano II Emanuel de Baviera. Por eso no te sorprenderá el escudo de la Mancomunidad Polaco-Lituana en la iglesia de los Teatinos en Múnich)

  • El impresionante monumento de rey Juan III en el caballo, aplastando la figura del soldado turco. La obra hace la referencia de la gloriosa victoria de Viena sobre el Imperio Otomán en 1683.
  • Los jardines y parques- es de lo mas agradable para pasear por las zonas verdes disfrutando diferentes estilos y diseños de jardinería. Te recomendamos llegar hasta el lago. Si te animas puedes rentar una lancha y remar un poco admirando la naturaleza.

Estamos seguros de que va a ser una visita estupenda. Las entradas cuestan 25 PLN incluyendo los jardines. Los martes y miércoles está cerrado. Los jueves es gratis.

 

5. El Palacio de la Cultura y la Ciencia – el regalo de Stalin

plac Defilad 1

Otro simbolo de la ciudad con una enorme carga ideológica. Construído en la peor época del terror comunista simbolizaba la nueva alianza con el gran hermano. Un regalo del pueblo soviético al pueblo polaco – decía la inscripción. Inicialmente el edifico llevaba el nombre de Jose Stalin.

Para muchos polacos ha sido siempre un detestado símbolo de ajena dominación impuesta por el ejército rojo. Cabe resaltar que parece mucho a los siete rascacielos de Moscú llamadas las siete hermanas. Sin embargo, el arquitecto soviético Lew Rudniew incorporó unos motivos del renacimiento polaco y diseños locales.

¿Te puedes imaginar, que impacto dejaba esta construcción en la época de posguerra? ¿Las manzanas casi vacías o aun llenas de escombros y en el pleno centro un enrome y abrumador «regalo de Stalin» de 237 m?

Hoy el edificio alberga varias instituciones científicas y cultuales. ¡La visita en los interiores es un verdadero viaje en el tiempo a la época comunista! Te recomendamos en particular el mirador situado en el trigésimo piso. Uno entra por el vestíbulo principal – frío y monumental muy característico para el estilo soviético. Los ascensores también cuentan con un ambiente. Durante el paseo por las terrazas desde las alturas de 114 metros puedes disfrutar los diversos panoramas de la ciudad reflexionando un poco sobre el polifacético legado de Europa del Este.

Las entradas cuestan 20 PLN, pero vale la pena comprarlas en cuanto antes (pulse aqui). Especialmente durante la época de temporada alta (marzonoviembre).

 

6. El Museo de Frédéric Chopin – el verdadero orgullo de Polonia

ul. Okólnik 1

Aunque no nació en Varsovia la infancia y juventud de Chopin está 100% vinculada con la capital polaca. Fue la ciudad de sus primeros pasos musicales, amistades y amores.

El museo situado en el antiguo palacio Ostrogski cuenta con un exelente ambiente para contar la vida y obra del compositor polaco. El edificio fue diseñando por el destacado arquitecto barroco Tylman van Gameren (te recomendamos admirar también su Capilla Real en Gdańsk)

La exposición se caracteriza por las soluciones más modernas. Aprovechando el formato interactivo podrás enterarte sobre la vida y el legado de Chopin. Se puede encontrar pertenencias personales, autenticas cartas, cuadros y grabados de la época.

Conocerás la familia de Federico, su círculo de amigos, mujeres de su vida y el proceso de componer. ¡Todo ello con los hermosos fragmentos de mazurcas y poloneses en el fondo! Lo que nos conmovió fue el original piano Pleyel que tocaba en sus últimos años y un libro de rezos, guardado por los familiares más cercanos.

Es una historia de un ser humano extraordinario. Imprescindible para los amantes de música clásica. Esta abierto de martes a domingos. La entrada vale 23 PLN. Los miércoles es gratis.

 

7. Los Baños Reales – el sueno de un país avanzado e independiente

Agrykoli 1

Es uno de los más bellos recintos de Varsovia. En las épocas de verano y multitudes de turistas el extenso parque luce como una enclave de paz y harmonía. El nombre provee de baños reales que se encontraban en las cercanías del Palacio Ujadów.

Durante el reino del último monarca polaco Estanislao Agosto el conjunto fue rediseñado para una residencia real de verano. Se construyó un hermoso palacio en la isla, que junto con otros elementos de arquitectura constituye uno de los lugares más mágicos en la capital polaca.

Estanislao Agosto fue un gran mecenas y amante de arte. El palacio iba a expresa el anhelo del rey de crear un país moderno ilustre y soberano. Él sueño roto, ya que los territorios de Polonia fueron repartidos entre Rusia, Austria y Prusia y el país perdió su independencia por 123 años. Hoy el palacio alberga una colección de diferente obras del arte.

Caminado por el parque se puede visitar también:

  • el monumento de Frédéric Chopin
  • Teatro Real
  • antigua escuela de los Cadetes

La entrada para visitar todo el recinto cuesta 40 PLN. De martes a domingos. El viernes es gratis.

 

8. El Museo de Maria Skłodowska-Curie – la más brillante entre los noblistas

Freta 16

En último lugar, cerrando nuestra lista es la casa natal y el museo de la excelente científica Marie Curie (en Polonia se añade también su apellido de soltera Skłodowska).

Si alguna vez pensaste que era francesa sentimos de decepcionarte. Nació en una familia de maestros polacos en Varsovia en 1867 y posteriormente migró a Francia, ya que en la partición rusa no se permitía estudios universitarios para las mujeres.

Junto con su esposo Pierre comenzaron las investigaciones científicas en el campo de la radiactividad. Es la única laureada del premio nobel que fue galardonada en dos disciplinas científicas diferentes: física y química.

El museo es relativamente pequeño. Sin embargo, permite estudiar profundamente su carrera profesional y la vida privada. La parte más interesante de la exposición es la reconstrucción del laboratorio parisiense del matrimonio Curie. Además, muchas fotos, documentos o fragmentos de periódicos, que permiten reflectar sobre los grandes logros de esta mente brillante y mujer extraordinaria.

De martes a sábados. La entrada vale 11 PLN.

 

Resumen

Aquí terminan nuestras recomendaciones a cerca las atracciones turísticas en el centro histórico de Varsovia. ¿Tal vez te animas a recorrer la ciudad con nosotros durante nuestro freetour en español? Así que, te podemos llevar a unos de estos lugares añadiendo explicaciones, anécdotas u otros datos curiosos…

 

Nuestro guía es:

Maciej Wronecki

Politólogo y apasionado por la historia, arte y cultura europea, fundador de Viadrina Tours.

¿Te interesó este artículo? ¡Compártelo!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscar

Sobre nosotros

Somos un equipo de verdaderos entusiastas de Polonia que quieren compartir la belleza única de este país y su gran historia. Tenemos más de diez años de experiencia en turismo receptivo y planificación de viajes en Europa.

Más leídas

Etiquetas