Alemania

Curiosidades sobre la Navidad en Alemania

Curiosidades sobre la Navidad en Alemania

En Alemania una de las fiestas tradicionales de celebración familiar es la Navidad, sin importar si las familias son de tradición cristiana o no, es una fiesta que sirve como excusa para reunir a familias y amigos en todo el país. Es una fiesta que se celebra la Nochebuena del 24 de diciembre y luego con las fiestas o días feriados del 25 y 26 del mismo mes. Para que tengas una idea, cerca del 78% de la población alemana para el año 2020 declaraba celebrar tradicionalmente la Navidad. Entonces aquí van una serie de curiosidades o tradiciones habituales con las cuales se celebra estos días.

 

1. El árbol de navidad

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

El 24 de diciembre comienza para muchas familias con una mañana agitada, de hecho si esta fecha cae en un día hábil las tiendas solo están abiertas hasta el mediodía, por lo que hay mucha actividad obteniendo los últimos regalos o alimentos para la cena. Después de esto, se viene una de los momentos más esperados y especiales de los niños de la familia (aunque sabemos que no solo ellos disfrutan) decorando el árbol de Navidad, una costumbre arraigada fuertemente en Alemania que se ha extendido por el mundo.

Actualmente, en casi ningún país del mundo, es posible imaginar una Nochebuena sin un árbol iluminado y decorado, una tradición que se remonta posiblemente al año 1419 en Friburgo, se dice que allí existía una dulcería donde se habría adornado un árbol con galletas de especies y nueces justo en esta época y, por supuesto que los niños del pueblo acudieron a sacudir y saquear el árbol. Por otro lado, otra historia cuenta que las primeras ilustraciones que se conocen en las que aparece un pino decorado con velas, son unos dibujos en los que aparece Martín Lutero con un árbol de Navidad al fondo -aunque como estas ilustraciones fueron realizadas en una fecha posterior, no se consideran una prueba fehaciente-.

Como sea, en territorios prusianos (que hoy asociamos a Estonia, Letonia, Alemania o la región de Alsacia y Lorena, tremendamente disputada entre Alemania y Francia) es donde vemos su propagación en el siglo XIX, donde la actividad de decorar un árbol dejó de serlo exclusivamente para los nobles para convertirse en algo más común y, de allí que en casi toda casa se contara con uno. Sobre este punto volveremos en el apartado siguiente, porque la actividad de la decoración del árbol es una de las más importantes en todas estas tradiciones.

Otra cosa que debes considerar es que este árbol tiene que ser natural, ya que se considera de mal gusto uno plástico o artificial, es por ello que los barrios organizan días de recogida de árboles y también de venta y entrega. Todo con la planificación alemana que conoces.

Hoy la costumbre del Árbol de Navidad (o en alemán Tannenbaum) se ha extendido por el mundo justamente por la migración alemana, principalmente su llegada a Estados Unidos. De esta migración ya te hablamos en nuestro artículo “Lugares del mundo donde se habla Alemán”.

 

La decoración del árbol de navidad

En Berlín se recoge la idea de que para el año 1870 ya se decoraban árboles y estas decoraciones, en general, dependerán de la época y la zona. Así que vamos con algunos de los más populares de las decoraciones actuales.

2. Las Spekulatius o galletas de navidad

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

En Alemania, estas galletas se fabrican principalmente en Westfalia y Renania para estas fechas, sin embargo, en países como Holanda o Bélgica, se comen todo el año, ya que al parecer allí se crearon originalmente. Incluso en Indonesia, antigua colonia holandesa, se conocen estas sabrosas galletas especiadas.

El clavo de olor, el cardamomo, la canela y la nuez moscada son las especias orientales que confieren el típico aroma a esta famosas galletas alemanas (Spekulatius, que proviene del latín Specculum, que significa espejo). Y si se las coloca en el orden correcto, las imágenes s narran la historia de Santa Claus o Papá Noel, que se contará en el árbol de navidad. Acompañadas por un Glühwein es un habitual para los momentos en que se lleva a cabo la decoración.

Debido a las muchas y costosas especias exóticas necesarias para su elaboración, hasta después de la Segunda Guerra Mundial eran galletas que la mayor parte de la gente no podía permitirse, pero hoy en día es un producto de consumo masivo.

 

 

3. Las bolas de cristal de Turingia

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

Otra decoración famosa en todo el mundo es la de las bolas de cristal de Lauscha, probablemente el mejor lugar del mundo para comprar adornos para el árbol de Navidad.

Dicen los alemanes que es a ellos a quienes les debemos la famosa -y mundialmente realizada- costumbre de decorar el árbol de Navidad con bolas de colores; la razón de que esto sea así está en Turingia, concretamente en la pequeña localidad de Lauscha, que apenas supera los 3.000 habitantes, donde cuanta la leyenda que aproximadamente en el año 1847 que había un vidriero, que era tan pobre que no podía permitirse decorar su árbol de navidad como mandaba entonces la tradición, esto es con manzanas, nueces y otros frutos; en lugar de conformarse o lamentarse, el artesano del vidrio tuvo una maravillosa idea, ¿adivinas cuál fue?: fabricar él mismo sus propios adornos y, ¿cómo lo hizo? del único modo que sabía hacerlo, templando el vidrio y, desde allí el resto es conocido, estas bolas año tras año se han ido popularizando hasta convertirse en los vistosos adornos que utilizamos hoy en casi cualquier lugar del mundo. Para probar la veracidad de esta leyenda, en Turingia aportan algunas pruebas: conservan la cartera de pedidos de un soplador de vidrio en la que se ve el que podría ser el primer pedido de bolas de Navidad de la historia.

 

 

4. Los cascanueces de madera de Bohemia

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

Otro clásico navideño de Alemania proveniente de la zona de Erzgebirge en Bohemia (actual frontera entre Alemania y República Checa) son los cascanueces, aquellos objetos navideños que nunca faltan , tradicionales y también muchos mezclados con la modernidad y la cultura pop, encontramos con todas las expresiones que puedas imaginar, con colores llamativos, estilo y personajes llamativos como Mickey Mouse o Darth Vader (de allí… cascar nueces… aunque como veremos más adelante la historia se remonta a un cuento infantil), estas figuras viven en una frontera indefinida entre forma humana y artilugio, entre objeto decorativo y herramienta.

El nacimiento de los cascanueces data de 1870, cuando el artesano del pueblo de Seiffen, en Erzgebirge, Wilhelm Friedrich Füchtner, tallaba y montaba las primeras figurillas inspirándose en las ilustraciones del libro del cuento “El rey cascanueces y el pobre Reinhold” (1851) de Heinrich Hoffmann, donde se relata de un niño enfermo que durante un sueño es conducido por un cascanueces de tamaño natural a través de un mundo paradisíaco poblado por juguetes, al despertar en la mañana de Navidad del 25 de diciembre, el niño encuentra a todos los juguetes que conoció en su sueño la noche anterior, pero ahora “en persona” a los pies del árbol. Al ver todo esto, es que el pequeño recupera la salud.

La narración de Hoffmann, psiquiatra y escritor de cuentos para niños, creador además del conocido cuento “Struwwelpeter”, es la primera que establece un nexo entre la Navidad y los cascanueces. Esta relación se alojaría hasta nuestros días en los anaqueles de la memoria de la cultura occidental y en toda tienda que visitamos casi en el mundo, porque ya sabes que es una de las tradiciones de mayor extensión por el mundo.

 

 

5. La comida

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

Siguiendo con las actividades del día, luego de las compras por la mañana y el árbol hecho durante el día, en la noche no existe gran ánimo para hacer una cena por todo lo alto y, es por ello que en Alemania el 24 de diciembre se suele cenar de manera sencilla una ensalada de papas o patatas y salchichas. El origen detrás de esta popular comida -que sigue siendo hasta el día de hoy la comida por excelencia de todas las familias- es cristiana, ya que se intenta recordar la pobreza de María y José en la noche del nacimiento de Cristo en un pesebre, sin embargo la idea hoy por hoy nos representa la sencillez de este plato, luego de un largo día de actividades.

Siguiendo las tradiciones y aprovechando el día festivo del 25 de diciembre la tradición manda comer el famoso ganso de navidad, una preparación que es muy compleja: antes de freír, el ganso se llena con cebollas, manzanas y castañas y se sazona con especias; como guarnición se acompaña con albóndigas y col roja. Por cierto, un dato curiosos sobre el nacimiento de esta costumbre, es que es de las pocas traías hacia Alemania, ya que originalmente surgió en Inglaterra en 1588 cuando la entonces reina Isabel I acababa de comer su ganso asado en Nochebuena y recibió la noticia de que la armada española había sido derrotada por las tropas inglesas, sinónimo de triunfo que hasta el día de hoy se conserva.

Por otro lado, en muchas regiones de Alemania, la carpa navideña (pescado) también es una costumbre popular que surgió para cumplir estrictamente con la cuaresma cristiana en los 40 días hasta Nochebuena que prohíbe comer carnes rojas y, por eso para esta noche un plato especial. Habitualmente el pescado se corta en trozos, se empana y se fríe en grasa. También hay ensalada de patatas, ensalada de pepino y patatas. Una curiosidad de este plato es que también es un plato asociado a la suerte si guardas en tus bolsillos sus escamas.

La raclette y la fondue son menos tradicionales, pero igual de festivas, ambos son platos tradicionales nacidos en Suiza y extendidos hoy por hoy en Alemania.

De todas maneras, cada familia tiene sus propias costumbres culinarias navideñas, pero como sea las galletas y el pan de jengibre no deben faltar en Navidad.

 

 

6. Curiosidades sobre la Navidad en Alemania: Los mercadillos

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

Como ya te hemos contado en nuestro artículo “Las mayores fiestas, festivales y carnavales de Alemania”, la tradición de estos mercados se remonta a la edad media, como el día tradicional para el abastecimiento de carnes y otras especies que durante el duro invierno es difícil conseguir. El primer mercado de este tipo lo encontramos en la actual ciudad de Viena, que fue pasando de región en región llegando a la zona de Baviera y desde allí exportado a toda Alemania.

Habitualmente, vemos cómo estos mercados comienza el viernes antes del “Primer domingo de adviento” y se extienden hasta el 24 de diciembre, aunque en la actualidad por fines turísticos se extienden incluso (en las grandes ciudades alemanas) hasta el 1º de enero del año siguiente.

Los mercados navideños en Alemania son una de las tradiciones más esperadas y extendidas en todas las ciudades y regiones del país, de hecho se calcula que existen entre 1.500 y 3.000 (¡un número así de dispar!) y no hay una gran ciudad que se valga como tal que no lo tenga. Como ya hemos señalado, el Mercado de Navidad de Núremberg, desde 1628 es mundialmente famoso y el más reconocido de Alemania. Igualmente los mercados en Berlín cuentan con una gran fama y muchas visitas, a propósito de ello es que ya hemos realizado el post “Los 5 mejores mercados navideños de Berlín”.

En nuestro ránking de recomendaciones, por supuesto te invitamos a visitar los de ciudades como Dresde, Múnich, Bremen, Hamburgo, Tréveris. La realidad es que cualquier mercado que visites te sorprenderá, te encontrarás con los puestos de los antiguos artesanos, con las comidas tradicionales y los brebajes de invierno, como el famoso vino caliente Glühwein.

Si quieres elegir algún mercado navideño especializado y en alguna ciudad específica, te recomendamos que utilices el buscador (¡por supuesto que existe un buscador para estas fechas!): https://www.deutsche-weihnachtsmaerkte.de/weihnachtsmarkt/

 

 

7. Niño Jesús, Papá Noel… o ¿quién?

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

Quien trae los regalos en Nochebuena en Alemania, difiere en alguna de sus zonas: por ejemplo, en la zona de Sajonia entrega los regalos Papá Noel, pero en Baviera -de tradición mucho más católica- suele ser el Niño Jesús. Esto incluso lo confirman los términos de búsqueda en Google: casi el 100 por ciento de las búsquedas de Sajonia son «Weihnachtsmann (Papá Noel)», la gente de Baviera busca con más frecuencia «Christkind (Niño Jesús)». De esta manera, básicamente, Papá Noel trae los regalos en el este y norte de Alemania, en cambio en el sur de Alemania y en algunas áreas de influencia de la antigua Alemania Occidental, el Niño Jesús es responsable de esto.

Papá Noel realmente existió y se remonta a la figura de San Nicolás de Myra, quien dio abrigo con su capa a los pequeños de su pueblo en una noche y en honor a él el 6 de diciembre se comenzaron a entregar regalos a personas pobres y niños. Luego cuando muchas personas se alejaron de la iglesia en el siglo XIX, pero aun así querían aferrarse a los regalos, le quitaron a esta figura toda identificación religiosa y en su lugar le dieron un abrigo rojo y una gorra y, así en cada zona se fue secularizando y paganizando de acuerdo a las propias tradiciones del lugar, con lo que vemos que hoy se ha ido caracterizando a este Papá Noel con barba blanca, en conjunto a renos y elfos, viviendo en el Polo Norte. Desde 1930 la historia es más conocida, porque Coca-Cola trajo un anuncio navideño con el Papá Noel de aspecto rojo y blanco y lo hizo mundialmente famoso y, en este punto la historia ya es conocida para nosotros.

Por su parte, el Christkind (Niño Jesús) nace en la misma Edad Media en que la figura de San Nicolas regala presentes a los niños el 6 de diciembre, ya que por su parte los cristianos protestantes rechazaron esta gran veneración a este santo, para ellos, solo Jesús puede ser un mediador entre Dios y el hombre, no los santos. Así, se dice que Martín Lutero puso al «Heiligen Christ ( Santo Cristiano)» en el lugar de San Nicolás y luego, con el paso de los años, se desarrolló el término actual de «Niño Jesús».

 

 

 

8. El calendario de adviento

Curiosidades Navidad alemana Viadrina Tours

Seguramente para tí hoy el calendario de adviento resulte una de las costumbres más populares de esta época, por lo comercial que se ha vuelto en el último tiempo. Nuevamente te contamos de este tradicional invento nacido en Alemania.

En el siglo XIX este calendario estaba destinado a contar los días hasta la Nochebuena, principalmente para los niños y las personas que no sabían escribir. De esta manera, las familias protestantes introdujeron la costumbre de pintar 24 trazos de tiza en la pared y a partir del 1 de diciembre, a los niños se les permitía colgar una imagen religiosa en la pared todos los días hasta el 24 de diciembre. Otra tradición por parte de los niños, era poner una pajita en la cuna todos los días hasta Nochebuena para que así el Niño Jesús tenga una cama acogedora para su nacimiento.

Como sea, todas estas tradiciones son un precedente del calendario de Adviento impreso que nace a principios del siglo XX. No está del todo claro quién fue el «inventor» del calendario, pero se sabe que fue desarrollado en Hamburgo entre 1902 y 1908, aunque en ese momento aún se llamaba «Calendario de Navidad». El primer calendario constaba de dos páginas, en que por un lado se imprimieron imágenes religiosas y, por otro, poemas. Los niños cortaban las imágenes y las pegaban al poema apropiado y, así es como se creaban propias puertas para los Calendarios de Adviento, que eran todos únicos.

Luego, alrededor de 1920 se podían regalar Calendarios de Adviento con ventanas y puertas y detrás de todas ellas, los abuelos y abuelas hacían descubrir a los niños versículos bíblicos o imágenes. Casi al mismo tiempo en ese momento, este calendario se popularizó fuera de Alemania.

Por cierto, el más conocido de estos tipos de Calendarios de Adviento, el de chocolate, no se produjo por primera vez sino hasta finales de la década de 1950.

Hoy por hoy es impensado en una casa alemana no contar con un calendario de adviento, sin importar si tienes hijos pequeños o no, es una de las tradiciones más extendidas en el país, ya que también muchas personas preparan sus propios pequeños regalos en cada una de las ventanas y puertas.

 

 

Curiosidades sobre la Navidad en Alemania: Resumen

Como ves, la Navidad tal como la conocemos en nuestras propias regiones tiene mucho que ver con las tradiciones que nacen de este país. Acá es mucho más que nieve, luces y comida, se remonta a tradiciones religiosas que conviven con los nuevos tiempos y con la globalización y comercialización que implica esta celebración en todos los lugares del mundo.

De todas maneras, si quieres vivir una navidad soñada en Alemania, existen muchos sitios donde poder hacerlo y ya sabes que en cada uno de ellos podrás encontrar un tour apropiado para ti con nuestro mejor equipo de guías aquí.

Solange González Leiton

Curiosa por naturaleza, historiadora amateur, formada como Abogada en Chile, actualmente trabajo como Guía de Turismo en Potsdam y Berlín.

Artículos recientes

    Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Artículos relacionados

    Alemania

    Berlín – 5 lugares que visitar alrededor de Berlín

    En este artículo te recomendamos que ver en los alrededores cerca de Berlín. Son lugares llenos de una historia única y muy larga, muchos sucesos desconocidos para nosotros, pero de vital importancia para la historia actual, han ocurrido en todos estos sitios y también, otros hechos más reconocibles han pasado acá: ¡historia pura y lugares espléndidamente garantizados!

    Síguenos:

    Viadrina Tours 2024 - All Rights Reserved - Designed with 🤍 by MENA Studio