Las mayores fiestas, festivales y carnavales de Alemania

El territorio alemán es tremendamente amplio dentro de Europa y las regiones dentro del mismo país muy diferentes entre sí, muchas celebran y conmemoran tradiciones y costumbres propias que vienen desde la edad media o incluso desde los tiempos romanos, muchas festividades tienen un origen católico o religioso y otras por el contraria se remontan a tradiciones paganas o cosechas de la época. También debemos considerar la tradición de los  festivales folclóricos y remontarnos a la historia alemana, que hasta hace tres siglos era un territorio en el que convivían de manera paralela una serie de reinos, principados (electores y palatinados), ducados, marquesados, margraviatos, entre otros, tal como te comentamos anteriormente en el post “20 datos curiosos sobre Alemania (segunda parte)».

A propósito de que por estos días, cuando se publique este post, se celebra el “Día de la Reunificación Alemana” (3 de octubre), nos parece un buen momento para comentar de las mejores tradiciones en todo el país. Por eso en este post queremos presentarte algunas de las fiestas más conocidas en Alemania, tratando de mostrar las más famosas y visitadas, pero comprendiendo la mayor extensión del país y durante todo el año, ¡todo un desafío! que estamos dispuestos a compartir contigo para tu próxima visita a las diferentes ciudades alemanas (donde además te ofrecemos nuestros tours). Aquí te van algunas.

 

1. Oktoberfest

Baviera o Múnich, octubre de cada año.

Esta tradicional fiesta casi no necesita presentación (¡ni menos invitación!), ya que a nivel mundial es una de las fechas alemanas de mayor reconocimiento. En realidad es un festival folclórico regional que se celebra principalmente en la zona de Baviera y desde allí ha sido exportada a todo el país y muchos lugares del mundo.

Este festival folclórico nace en la época del Reino de Baviera, con motivo de la boda del Príncipe Heredero en ese momento -futuro Rey- de Baviera Luis I con la Princesa de Sajonia-Hildburghausen en el año 1810, para celebrar este enlace es que se lleva a cabo una gran carrera de caballos el 17 de octubre de ese año, que con el paso de los años va derivando en una feria o kermesse que posteriormente en la época post guerra napoleónicas se hizo tremendamente popular, ya para el año 1880 es que encontramos el origen con la venta de cerveza, tal como lo conocemos el día de hoy.

Esta es una de las fiestas más reconocidas en el mundo y en Alemania es la más visitada (convoca más de 6 millones de personas por año) y, que solo se ha interrumpido en época de guerras y en los años 2020-2021 de la pandemia Covid-19 y, si te lo preguntas, por supuesto que en su momento fue ocupado por la propaganda nazi y luego en tiempos de la guerra fría para la propaganda estadounidense, que es el país encargado de la ocupación de la zona.

En la actualidad es un festival tremendamente popular, por las visitas que vienen de todo el mundo y por los propios residentes que visten tradicionalmente, es por ello, que realmente el festival se extiende por 17 o 18 días, desde las últimas semanas de septiembre para finalizar el 3 de octubre de cada año -el día de la Reunificación Alemana-, así que poco queda del festival de octubre.

 

2. Cannstatter Volksfest o Cannstatter Wasen

Stuttgart, octubre de cada año.

Luego del Oktoberfest, otra tradicional fiesta en el sur alemán es la Cannstatter Wasen que se realiza habitualmente luego de finalizada la primera y se extiende también por 17 días (desde 2007), en la ciudad de Stuttgart, con el objeto reunir a las grandes empresas cerveceras y vitivinícolas de la zona, ya que de las 9 grandes tiendas reunidas, 7 son cerveceras y 2 de vinos.

El nacimiento de esta festividad lo encontramos en el año 1818 y tiene que ver con la erupción en 1815 del volcán indonesio Tambora, que perjudicó a nivel mundial las cosechas por la falta de verano que se dio por los gases y cenizas. Las primeras cosechas exitosas se celebraron por todo lo alto en la región con este festival de enorme popularidad en su momento y hasta la actualidad, ya que es el segundo festival más visitado en Alemania, convocando a más de 4 millones de personas por año. Por supuesto, al igual que otros festivales tradicionales ha sido suspendido únicamente en períodos de las guerras prusianas y mundiales y con motivo de la Pandemia Covid-19.

Quizás más desconocida a nivel extranjero, esta fiesta es tremendamente importante en Alemania y tradicionales, así que una invitación interesante por si te quedaste con más ganas de Oktoberfest o llegas retrasado en octubre a Alemania.

 

3. Carnaval de invierno o Weiberfastnacht.

Colonia, febrero de cada año.

Este festival de origen pagano destaca por la cantidad de regiones, interpretaciones y orígenes con que cuenta, en general la celebración más conocida es el Carnaval de Invierno de Colonia (“Kölner Karneval”) que comienza el jueves antes del “miércoles de ceniza”, con “La noche de las mujeres” (Weiberfastnacht), un festival callejero que se inaugura puntualmente a las 11:11 en la plaza Alter Markt (Mercado Viejo). Este carnaval se denomina como la “quinta temporada” y hace referencia a la bienvenida que se da a los días más soleados o de luz en febrero o marzo, luego del duro invierno. Como es una tradición muy antigua se celebra cada día con diferentes objetivos, que muestran el pasado de la región, la bienvenida a las exitosas cosechas e, incluso, se mezclan con tradiciones religiosas de la región (como el mismo “miércoles de ceniza”).

Por supuesto que es uno de los hitos más destacados y visitados en Alemania, esta fiesta popular hace que las calles de Colonia se transformen completamente en colores, disfraces y carros alegóricos que la ciudadanía prepara con mucha anticipación y, eso convoca a cerca de 2 millones de personas.

*Un dato que te aportamos: En Alemania el origen de esta palabra está asociado a las palabras Karneval, Fastnacht y Fasching, que hacen relación con el origen pagano de estas fiestas en la antigua Mesopotamia, Egipto (y en el mediterráneo posterior, griegos y sirios) y luego en Roma, sin embargo, en español todas estas palabras son traducidas únicamente como “Carnaval”.

 

4. Mercados navideños Oder Weihnachtsmarkt.

Núremberg, diciembre de cada año.

La tradición de este mercado se remonta a la edad media, como el día tradicional para el abastecimiento de carnes y otras especies que durante el duro invierno es difícil conseguir y, lo encontramos en la actual ciudad de Viena, que fue pasando de región en región llegando a la zona de Baviera y desde allí exportado a toda Alemania. Comienza el viernes antes del “Primer domingo de adviento” y se extiende hasta el 24 de diciembre, aunque en la actualidad por fines turísticos se extiende incluso (en las grandes ciudades alemanas) hasta el 1º de enero del año siguiente.

Los mercados navideños en Alemania son una de las tradiciones más esperadas y extendidas en todas las ciudades y regiones del país, de hecho se calcula que existen entre 1.500 y 3.000 (¡un número así de dispar!) y no hay una gran ciudad que se valga como tal que no lo tenga. A propósito de ello es que ya hemos realizado el post “Los 5 mejores mercados navideños de Berlín”.

Sin embargo, en esta ocasión queremos destacar el mercado de la ciudad de Núremberg, uno de los más antiguos del mundo y de los más tradicionales de Alemania que reúne a los artesanos de la zona con objetos navideños, comida y brebajes especialmente preparados para la época. Una curiosidad de este mercado es que en realidad funciona con dos otros mercados paralelamente:

  • La ciudad de navidad para niños: Es un festival tradicional tipo kermesse con todas las actividades para que los niños disfruten de este tiempo.
  • El mercado de las ciudades hermanas: Una tradición que tiene por objeto invitar a otras ciudades (12) y municipios almenas (8) para que muestren sus tradiciones.

 

Nuevamente te invitamos a este tradicional mercado en diciembre que reúne a más de 2 millones de personas, en los oscuros días de invierno, la comida y el calor de este lugar resultan un oasis que debes visitar. No te preocupes si no puedes visitar el de Núremberg, ya que cualquier ciudad alemana te albergará con su tradicional mercado y te sorprenderá también con los ofrecimientos regionales.

 

5. Christopher street day o CSD Berlín

Berlín, julio de cada año.

Dejando de lado las festividades folclóricas que datan de tiempos inmemoriales, nos adentramos para conocer la historia de la “Marcha del Orgullo Gay” en la capital alemana, aunque se realiza en todo el país en diferentes momento del verano, la más conocida en el último tiempo es la de Berlín, que nace en 1979 el Berlín Oeste en manos de la República Federal Alemana (ocupación estadounidense), específicamente en la Savignyplatz,  en que un grupo de 450 manifestantes se reunieron para conmemorar los 10 años de los terribles disturbios y la violencia policial en el Bar Stonewall Inn en la Christopher Street en contra de la población homosexual en Nueva York, el 27 de junio de 1969, momentos que nos recuerdan de los peores vividos por la comunidad LGBTIQA+ (por sus iniciales).

Este evento se celebra habitualmente durante la segunda quincena de julio de cada año y tiene como objeto protestar y poner de manifiesto diferentes temas que afectan a la comunidad local, como por ejemplo la derogación del artículo 175 del código penal alemán en 1994 (que penalizaba las relaciones homosexuales entre hombres), la legalización de la unión civil en 2001 y la aprobación del matrimonio igualitario en 2017, aunque desde ese año se ha buscado darle un cariz más internacional abogando por luchas sociales en solidaridad con otros países.

Pese a su fama, en la actualidad su falta de perspectiva política y su comercialización ha fomentado diversas críticas que han terminado en la realización de otros eventos alternativos con perspectivas de más críticas, como la comunidad migrante y la lucha anticolonial o la lucha de la comunidad trans dentro de sus propios colectivos; pese a esto, el evento oficial del “Orgullo Gay” (conocido coloquialmente también de esta manera) convoca a más de un millón de personas y cada año se conmemora bajo diferentes eslóganes, así en el 2022 fue: “Unidos con amor contra el odio, la guerra y la discriminación”, que junto a la música techno de fondo la dan vibra al desfile callejero.

 

6. Reeperbahn festival

Hamburgo, septiembre de cada año.

Durante todo el verano europeo y, por supuesto en Alemania se llevan a cabo una serie de festivales musicales para todo tipo de público, ¡obviamente hay que aprovechar el buen clima! y, uno de los que más destaca es este que se celebra en septiembre de cada año en el bohemio barrio St. Pauli en Hamburgo, de allí su nombre que hace alusión a la visitada calle Reeperbahn de la ciudad.

El actual festival que se realiza desde el 2006 es la mayor plataforma europea de la cultura pop progresista, ofreciendo escenarios para artistas consagrados y otros emergentes, no solo en el área musical sino también en las áreas de literatura, audiovisual y de realidad virtual, con más de 700 artistas llenando su cartel en el último año 2022. Los objetivos de este festival también están dados desde la perspectiva política haciendo de los eslóganes #sostenibilidad, #igualdad, #diversidad y #talento, sus principales focos en la actualidad.

Ya sabes, si quieres salir de las tradicionales fiestas regionales esta opción es increíble, ya que te muestra parte de la idiosincrasia actual alemana y la lucha política de cualquier festival musical, que en la ciudad de Hamburgo se lleva en la sangre. Así que invitadísimos.

 

7. Día del trabajador

Berlín, 1º de mayo de cada año.

Esta fecha a nivel internacional tiene su origen en el año 1889 en París durante el Primer Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, como una jornada de reivindicación y conmemoración para recordar a los “Mártires de Chicago”, ocho trabajadores que habían iniciado una protesta el 1º de mayo de 1886 para exigir la jornada laboral de 8 horas y que fueron duramente reprimidos y enjuiciados posteriormente.

Esta jornada política y social por supuesto que es conmemorada históricamente en Berlín, cuna del actual socialismo y comunismo en el siglo XX, pero siempre de la mano de la tradicional fiesta pagana Walpurgisnacht durante la noche del 30 de abril, una celebración en honor a Santa Walpurgis (patrona de las campesines y sirvientas) que celebra la fertilidad y el inicio de la primavera.

Sin embargo la conmemoración de 1987, cambió el rol de esta jornada y la transformó en la gran conmemoración que es hoy en día, ya que en aquellos días en el Berlín Oeste en manos de la República Federal Alemana (ocupación estadounidense), específicamente en el barrio de Kreuzberg, los sindicatos y grupos trabajadores se enfrentaron en la marcha fascista convocada por el Partido Nacional Demócrata Alemán (NPD) de aquella época, que abogaba por la expulsión de trabajadores inmigrantes y las restricciones a la población internacional, lo que desencadenó en una serie de enfrentamientos entre los manifestantes y la policía. Desde este momento la reivindicación de los partidos de izquierda, anticapitalistas y  grupos anarquistas han transformado esta jornada en la protesta política más importante de Alemania.

 

8. Fiesta de año nuevo

Diciembre y enero de cada año.

La fiesta de año nuevo marcada por el 1º de enero, tal como la conocemos en la actualidad, tiene su origen recién en el año 1691 cuando el Papa Inocencio XII lo traslada a este momento del calendario gregoriano, ya que históricamente los romanos (que también poblaron la zona del sur alemán desde el Rin) festejaban esta fecha el 1º de marzo, por lo que la forma de celebración actual conserva las tradiciones que provienen principalmente de la zona de influencia romana y se han propagado por la actual Alemania y Europa.

Durante esta noche vemos claramente dos momentos marcados:

Silvester o Noche vieja, donde la gente expulsa lo viejo, y luego

– El año nuevo propiamente tal, cuando se da la bienvenida al nuevo año con mucho ruido y ambiente.

Esta fiesta es tradicionalmente familiar y se celebra en cada casa alemana sin importar su religión, con muchos fuegos artificiales, petardos y sonidos de campanas, asociadas a las costumbres típicas como el vertido de metal o molibdomancia (adivinación del futuro con las formas del metal fundido), la moneda de la suerte, el cerdo de la suerte o el típico trébol de cuatro hojas, símbolos de la suerte para el año que se avecina.

*Un dato que te aportamos: En la tradición romana podemos encontrar el origen del nombre de los meses en alusión a sus números, el mes de marzo era el primero, abril el segundo, mayo el tercero, junio el cuarto, julio (Julio César) y agosto (Octavio Augusto) los meses de los emperadores que correspondían al quinto y sexto, luego el mes de septiembre el séptimo, el de octubre al octavo, el noviembre al noveno y el de diciembre al décimo.

 

9. Pascua

Todo el país, marzo o abril de cada año

Otra tradicional y familiar fiesta en Alemania, de origen cristiano, es la Pascua, que además en esta zona geográfica simboliza el fin del invierno.

Esta fecha está asociada a la conmemoración del cristianismo del “domingo de resurrección de Cristo”, exactamente 46 días después del “miércoles de ceniza” (que como ya te dijimos da origen al Carnaval en Colonia), siempre el domingo siguiente a la primera luna llena de la primavera, es decir, el 22 de marzo como pronto y el 25 de abril a más tardar. Por lo tanto, siempre es una semana después de la fiesta judía de la Pascua. Viernes Santo y Lunes de Pascua son siempre feriados en Alemania y se disfrutan completamente al aire libre, con la belleza de los bosques en esta fecha.

Sin embargo el conejo y el cordero -animales tradicionales con los que se asocia en el imaginario colectivo la Fiesta de la Pascua- son símbolos y tributos de agradecimiento anteriores a la cristiandad y se asocian al mundo pagano que representan la naturaleza y la fertilidad. Ya sea como huevo de verdad, como huevo de chocolate, como adorno en arreglos florales o como huevo de desayuno pintados de colores, en Alemania es impensable la Pascua sin un «huevo de Pascua», por lo que el comercio siempre está preparado para satisfacer nuestras necesidades.

 

10. Día de San Martín

Todo el país, noviembre de cada año.

Esta es la última de las tradicionales y familiares fiestas alemanas que destacáremos (¡aunque podríamos señalar muchísimas!), también de origen cristiano, se celebra como la fecha de tradicional de entrega de regalos y ofrendas el 11 de noviembre de cada año (¡y no el 24 o 25 de diciembre!).

La leyenda cuenta que Martín de Tours (316 d.C. en Hungría-398 d.C. Tour, Francia) fue un funcionario del emperador romano que durante una fría noche de invierno se encontró con un mendigo que sólo llevaba trapos y temblaba de frío, cuando Martin lo vio, tomó su espada y cortó su propia capa en dos. Le dio una mitad al hombre, y se puso la otra mitad. San Martín se convirtió así en un símbolo de abnegación y ayuda. El día de San Martín se celebra en todo Alemania con desfiles y procesiones con velas que iluminan la noche de este día, principalmente los niños en los jardines de infancia y las escuelas salen portando estas luces y cantando tradicionalmente. Incluso, a veces, un jinete encabeza esta procesión como San Martín, representando la leyenda con el mendigo.

Por último, ¡para satisfacer tu curiosidad¡, casi todos los países hispanohablantes, asocian la fecha de entrega de regalos con el 24 o 25 de diciembre (dependiendo de la región) con la figura de Papá Noel o Santa Claus: la leyenda cuenta que San Nicolás de Bari tenía una especial relación con los niños, cuando alguien acuchilló a varios niños, entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata. Pero también su fama de repartidor de regalos cuenta que ayudó con una bolsa llena de monedas de oro a un pobre padre de familia que no tenía la dote necesaria para poder casar a sus hijas.

 

Resumen:

¿Cómo celebran los alemanes sus fiestas?, ¿qué tradiciones y costumbres hay?  Hemos reunido en este post una serie de hitos y fechas asociadas a festivales, carnavales, tradiciones, fechas cristianas como Navidad o Semana Santa en diferentes épocas del año y regiones para que puedas visitar cualquier lugar en Alemania y entender su forma de vivirlas. Así que con nuestros tours, te invitamos a conocer y disfrutar de este país, donde te adentraremos mucho más en su idiosincrasia y cultura.

Nuestro guía es:

Solange González Leiton

Curiosa por naturaleza, historiadora amateur, formada como Abogada en Chile, actualmente trabajo como Guía de Turismo en Potsdam y Berlín.

¿Te interesó este artículo? ¡Compártelo!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

Sobre nosotros

Somos un equipo de verdaderos entusiastas de Polonia que quieren compartir la belleza única de este país y su gran historia. Tenemos más de diez años de experiencia en turismo receptivo y planificación de viajes en Europa.

Más leídas

Etiquetas

Síguenos